Usted está aquí

Open Data BCN

Open data o apertura de información del sector público es un movimiento impulsado por las administraciones públicas con el principal objetivo de aprovechar al máximo los recursos públicos disponibles, exponiendo la información generada o custodiada por organismos públicos, permitiendo su acceso y reutilización para el beneficio de cualquier persona o entidad interesada.

Esta información pública, de gran valor potencial, puede ser relativa a cualquier tema y de cualquier tipo —documentos pictográficos, datos estadísticos, resultados de estudios o análisis, información sobre los servicios públicos, etc.—. Empresas, investigadores, otras instituciones públicas o la ciudadanía en general podrán hacer uso de los recursos de información con cualquier finalidad, maximizando las posibilidades económicas y sociales que ofrece este proyecto: fomento de la transparencia en la gestión, mejora de los servicios a la ciudadanía, generación de actividades de negocio e impacto social, en busca de la eficiencia en la gobernanza.

Open Data BCN, proyecto que nació en el año 2010 implantando el portal en el año 2011, ha ido evolucionando y se enmarca ahora dentro de la estrategia de Barcelona Ciudad Digital, fomentando una economía digital plural y desarrollando un nuevo modelo de innovación urbana basado en la transformación y la innovación digital del sector público y la implicación entre las empresas, las administraciones, el mundo académico, las organizaciones, las comunidades y las personas, con un claro liderazgo público y ciudadano. El proyecto Open Data BCN, transversal a varios de los pilares de la estrategia de la ciudad, se basa en los principales estándares y recomendaciones internacionales, adoptando ciertas características que resumen los principios de este movimiento:

  • Open data por defecto. Toda la información pública gestionada por las entidades públicas municipales deberá ser expuesta públicamente por defecto, permitiendo su reutilización. Únicamente se considerará como excepción aquella información sensible y afectada por leyes concretas, como es el caso de la información de carácter personal, documentos sujetos a propiedad intelectual, o datos que vulneren la seguridad pública.
  • Calidad y cantidad de la información. Cualquier recurso susceptible de ser expuesto públicamente tiene un gran valor potencial para su reutilización. En la medida de lo posible, estos recursos serán expuestos de forma oportuna. Asimismo, los datos que se publiquen deberían tener gran nivel de detalle y ser precisos, evitando manipulaciones innecesarias como agregaciones u otras operaciones que distorsionen el dato primario y atómico. A través del catálogo de datos se exponen metadatos asociados a los recursos publicados, que clasifican y describen y dichos conjuntos de datos con información descriptiva y técnica sobre las fechas de publicación o periodos de actualización, temática relacionada, autores, licencias, etc.
  • Datos para todo el mundo. La información publicada seguirá los principios de universalidad tecnológica, permitiendo el acceso a cualquier colectivo al que le sea de eventual interés. En la medida de lo posible, se permitirá el uso gratuito de la misma, sin establecer barreras físicas, administrativas ni burocráticas. Este uso universal pasa por que la información expuesta esté representada en formatos abiertos y estándar.
  • Datos para mejora de la gobernanza. Los equipos de gobierno que estén realizando esfuerzos para llevar a cabo su compromiso con una adecuada gobernanza publicarán de forma abierta información clara sobre los estándares que usan, las políticas que están desarrollando, sus procesos internos y datos detallados sobre las colecciones de recursos expuestos para su posible reutilización.
  • Promoción de la innovación. Aparte del valor común y democrático, otro de los pilares esenciales del proyecto es el potencial económico. Individuos y las empresas podrán sacar el máximo partido en este sentido de los productos y servicios prestados basados en la reutilización de esta información pública. El proyecto Open Data BCN facilitará la reutilización de los recursos ofreciendo la información adecuada de forma procesable automáticamente, habilitando la eficiencia del procesamiento a través de las últimas y más avanzadas tecnologías, a ser posible, siguiendo los estándares y protocolos más populares en cada uno de los sectores. Además de los formatos de distribución, la información expuesta debería tener unos derechos de uso y licencias permisivas, únicamente con cláusulas específicas que eviten que se desvirtúe la naturaleza de los datos, y que permitan declinar la responsabilidad del agente publicador, así como asegurar que se mantiene la trazabilidad de los datos de origen, una vez se han reutilizado.